Anón

Anón
Anón

Anón. Características.

El nombre científico del anón (Annona squamosa), alude a la forma característica del fruto, del tamaño de un puño, recubierto de escamas, llamadas carpelos.
Es generalmente redondo u ovalado y posee entre 6 y 10 centímetros de diámetro, con un peso de 100 a 230 gramos. Suele ser confundido con la chirimoya, debido a sus características escamas verdes.
Siempre tiene su superficie marcadamente prominente y recuerda el cono de los pinos con apariencia de tubérculos redondeados, apiñados en el exterior. Forma parte de la familia donde también pertenecen la guanábana y la chirimoya.
El rendimiento por árbol es de 50 a 100 frutos por temporada. Tiene una gran importancia comercial en países como Brasil y la India, donde la comparan con las mejores variedades de mango por su sabor exquisito y su aroma fragante, aunque en general en una fruta de escasa presencia en los mercados.
Debido a lo delicado del manejo del fruto, el cual fácilmente desprende sus “escamas”, el consumo casi siempre es local, pues es muy difícil su exportación al extranjero.
Es de color amarillo verdoso cuando madura, con la pulpa o su parte comestible dulce, blanca, muy nutritiva y digestiva, repleta de semillas marrones o casi negras, muy lisas. Posee un gusto similar a la guanábana, pero menos fuerte, y al comerlo nos recuerda a la canela.
Es conocido en casi todo el mundo con una creciente popularidad y especialmente por su nombre en inglés: sugar-apple (manzana de azúcar).

Anón. Beneficios para la salud.

Toda la nutrición del anón reside en su pulpa, dulcemente aromática y hebrosa. El fruto contiene altos niveles de proteínas, carbohidratos y fibra. Dentro de las vitaminas contiene la tiamina, riboflavina, niacina y ácido ascórbico. Es también una buena fuente de vitamina C y de hierro. También posee contenidos altos de calcio, fósforo y potasio.
Contiene un 72,3 % de agua y solo de 89 a 96 de calorías en 100 gramos. Por eso juega un importante papel en las dietas de adelgazamiento.
El consumo de esta fruta ayuda a tonificar los músculos, embellecer la figura, fortalecer el sistema inmunológico y favorecer múltiples funciones del organismo. Aporta importantes cantidades de vitaminas, minerales y antioxidantes, protegiendo al sistema cardiovascular y ofreciendo defensas contra el cáncer.
El refresco del fruto del anón facilita la secreción urinaria y alivia la uretritis, por sus propiedades antisépticas, según algunos.

Anón. Tradición popular en Cuba.

En Cuba el anón se suele consumir como fruta fresca. Se rompe y se come la masa interior. De esta masa, y dentro de la boca, se extraen las semillas que se desechan. Pero como es tan delicioso, bien vale la pena este pequeño esfuerzo.
Su pulpa tiene un exquisito sabor. Es gelatinosa y compacta a la vez. Como supone un bocado delicioso, inmediatamente es aceptado por el paladar más exigente en el primer encuentro con el fruto.
También se utiliza como ingrediente en helados y licuados. El jugo se consume en bebidas refrescantes.
En la religión afrocubana el anón se conoce en lucumí como irabiri y su dueño es Obatalá. Las hojas en cocimiento son buenas para aplacar los nervios. ¿Quién aplaca? Obatalá

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.