La arquitectura de la Revolución

La arquitectura de la Revolución
La arquitectura de la Revolución

La arquitectura de la Revolución y sus generalidades.

Por arquitectura de la Revolución debemos entender toda aquella construcción realizada durante el período revolucionario que se inicia en el año 1959. La característica más significativa de esta producción constructiva es su marcado carácter social, expresado en la creación del Instituto Nacional de Ahorro y Viviendas (INAV), que asumió la tarea de construir la mayor parte de las edificaciones para viviendas en el país durante los años 1959 y 1961. En sentido general, tanto en los edificios como en el mobiliario urbano, esta arquitectura estuvo caracterizada por la recuperación de símbolos y objetos del repertorio ornamental de la arquitectura vernácula, tales como los arcos de varios tipos, el uso de ladrillos y bloques a vista, tejas criollas, celosías de cerámica y farolas.

Principales etapas constructivas de la arquitectura revolucionaria

Estudiosos de la arquitectura de la Revolución cubana advierten al menos tres etapas fundamentales dentro del desarrollo constructivo revolucionario. El primero de estos períodos comprende la década de 1959-1969, el segundo continúa con la década siguiente, 1969-1979, y el último de ellos se corresponde con la década de 1979-1989. Las construcciones del primer período se caracterizan por la simplicidad formal y constructiva, la búsqueda de soluciones técnicas de fácil ejecución y la ligereza o escaso peso. La fuerte influencia soviética trae su obsesión por la simetría y el ahorro del espacio. Se difunden las cáscaras, las placas de cubierta aligerada, los paraboloides hiperbólicos y en los inicios de la prefabricación las losas folded-plates para cubrir grandes espacios sociales. El sistema Sandino se usa sobre todo en viviendas rurales. Para el segundo período el prefabricado alcanza la generalidad de los temas arquitectónicos: hoteles, escuelas, hospitales, viviendas, etc. Surgen nuevos barrios y crecen otros que habían surgido en el período anterior pero ahora con más recursos para invertir aunque con las mismas características del primer período. Ya para la última etapa se empieza a ver una preocupación por el aspecto formal y el rescate de los valores culturales de la identidad cubana. Se cuida la inserción armoniosa en el entorno y el respeto al patrimonio arquitectónico y urbanístico. Los códigos del modernismo funcional y el postmodernismo resurgen en Cuba. Después del derrumbe de la URSS y con el boom turístico de los 90’s, la construcción de modernos hoteles aumenta radicalmente, los cuales reflejan una fuerte influencia de la arquitectura occidental más contemporánea con imponentes edificios de acero y vidrio imitando las fachadas típicas de los rascacielos.

La arquitectura de la Revolución y sus obras relevantes.

Dentro de las obras significativas de la arquitectura de la Revolución Cubana se encuentran la Unidad Vecinal no.1 de La Habana del Este, las Escuelas Nacionales de Arte, la Heladería Coppelia, el Parque “Lenin”, el Zoológico Nacional, el Jardín Botánico Nacional y la Villa Panamericana, el Meliá Cohiba, el Hotel Oasis Panorama, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.