Casa de la Trova de Santiago de Cuba

Casa de la Trova de Santiago de Cuba

Historia de la casa de la trova en Santiago de Cuba.

La historia de la Casa de la Trova de Santiago de Cuba comienza en la década de los 40 del pasado siglo. Virgilio Palais, un tabaquero amante de la música, abre un pequeño negocio en la casa que había pertenecido al músico Rafael Salcedo de las Cuevas (1844-1917). En el pequeño establecimiento, donde se vendían bebidas, ropas y comida, se reunían también amigos y conocidos del trovador, quienes guitarra en mano animaban la estancia de los clientes. Con el tiempo el sitio se convirtió en un espacio de reunión habitual de trovadores y amantes de la trova, y por allí pasaron muchas de las glorias de la música tradicional cubana.
El 19 de marzo de 1968, en un aniversario del natalicio del gran Pepe Sánchez, se inauguró en el lugar la primera Casa de la Trova de Cuba. Más tarde se le sumaron a la instalación algunos espacios colindantes, con el fin de adecuarla a las nuevas funciones. Sin embargo en homenaje al creador se le llama al bar de la Casa de la Trova, el bar de Virgilio.

Características Casa de la Trova de Santiago de Cuba

En la céntrica calle Heredia, entre San Félix y San Pedro, a solo unos metros del concurrido Parque Céspedes, se encuentra la Casa de la Trova de Santiago de Cuba o Casa de la trova Pepe Sánchez, lugar de obligada visita si de música cubana se trata.
Este pequeño espacio recoge entre sus paredes más historia de nuestra cultura que muchos otros espacios de mayor rango y renombre. Se considera por muchos músicos, como la Catedral Musical de Santiago de Cuba.
Por sus salas han pasado y se disfruta en la actualidad lo mejor de la música tradicional cubana, insignes nombres de la cultura cubana prestigian su historia, Miguel Matamoros, Ñico Saquito, Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Eliades Ochoa, entre muchos otros, la han nombrado como su primera casa.
En su Salón de Los Grandes, cada noche se escucha lo más autóctono de la música tradicional cubana, que hace las delicias de quienes frecuentan el lugar.
La Casa de la Trova es la locación principal de los Festivales Internacionales de la Trova, que se celebran cada año en la ciudad. Numerosas personalidades cubanas y extranjeras han visitado la Casa. Entre ellas el cantautor chileno Víctor Jara, Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, nuestro poeta nacional Nicolás Guillén, Mario Benedetti, Leo Brouwer, Oscar de León, Andy Montañes, Harry Belafonte y hasta el ex-Beatle Paul McCartney, todos ellos, al igual que la mayoría de los que se acercan a este acogedor sitio, han dejado estampada sus firmas en las paredes del recinto, como muestra de su estancia y con el orgullo de haber estado en el mismo lugar donde surgieron o han actuado luminarias de nuestra música tales como Eliades Ochoa, Compay Segundo, Ibrahím Ferrer, Omara Portuondo, Adalberto Álvarez y Elena Burke.
Dentro del local, se puede ser testigo de las maravillosas actuaciones en directo de los mejores artistas cubanos, y gozar de una noche de baile y ritmos latinos. Los músicos nacionales más conocidos realizan conciertos en el patio y en una sala de conciertos cuyas paredes muestran multitud de fotografías de artistas famosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.