La Cueva del Sumidero del rio Ariguanabo

La Cueva del Sumidero del rio Ariguanabo
La Cueva del Sumidero del rio Ariguanabo

Por caprichos de la naturaleza, el río Ariguanabo desaparece por completo al ser tragado por la tierra en un sumidero.

San Antonio de los Baños, una linda ciudad de la antigua provincia de la Habana, muy conocida por sus plantaciones de tabaco y por ser la Villa del Humor, debe su existencia al Rio Ariguanabo que la corta en dos y la recorre de norte a sur. Precisamente el nombre del poblado San Antonio de los Baños, se debe a que en la antigüedad eran famosos los sitios a la orilla del rio, en aquel entonces con más caudal y un agua cristalina que se prestaban para la natación, la pesca y el baño.
El Rio Ariguanabo nace a solo 11 km al norte de esta ciudad, en varios manantiales y ojos de agua de la Laguna de Ariguanabo, cerca del poblado de Bauta.

Rio Ariguanabo desaparece en la Cueva del Sumidero

Misteriosamente, después de atravesar con varias curvas el pueblo de San Antonio, desaparece siendo tragado por una furnia o cueva subterránea, para salir a la superficie nuevamente a unos 20 kilómetros de distancia, en la zona de la playa Cajío, al sur de Güira de Melena. Se dice que en un lugar intermedio de este recorrido, en las Cuevas de Eustaquio y Homobono, se puede ver el rio corriendo por debajo de la tierra hacia el mar. El lugar en el que el rio desaparece se conoce como la Cueva del Sumidero.
El Sumidero o furnia del Rio Ariguanab es un sitio conocido port odos los del lugar y de obligada visita para todos los que pasan por la villa. Es uno de los símbolos de la población, apareciendo en su escudo, en pinturas e ilustraciones en la que se referencia a San Antonio, además es un accidente natural de marcada relevancia, y único en Cuba.
Las paredes y el techo de la cueva están llenos de inscripciones y nombres de visitantes y exploradores que han acudido al lugar a lo largo de los años, desde el lejano siglo XVII. Existe una instalación alrededor de la cueva y un canal artificial construido para evitar los desbordes del rio cuando llueve mucho y el sumidero no da abasto para tragar todo el caudal de agua.
Impresiona descender hasta la entrada, pues pareciera que va a colapsar y abrirse la tierra tragando a los visitantes. Actualmente en el borde del canal existe una pintura mural creada por artistas de la plástica locales.

Historia y leyendas de la Cueva del Sumidero

Se dice que desde tiempos remotos, cuando se comenzó a poblar el lugar, existía justo encima de la entrada de la cueva una ceiba y una palma real. Tiempo después la Palma fue destruida por un rayo y la Ceiba dañada cayó sobre la entrada de la cueva.
La Ceiba que existe hoy en día fue resembrada en el año 1877 con grandes fiestas populares, pero la palma no se restauró ya que era considerada por los españoles como símbolo de cubanía e independencia.
Existen leyendas antiguas que refieren que varias personas a lo largo de los años han sida tragadas por la cueva en ciclones, inundaciones y crecidas del rio.
Quienes visitan San Antonio y la Cueva del Sumidero no pueden dejar de visitar a la famosa Quintica, un área de baño y lugar de recreación aprovechando un lugar en que el rio Ariguanabo hace unos lindos meandros al entrar al pueblo.
Los amante del ecoturismo encontraran en la orilla opuesta al que se accede mediante un puente, un lugar con naturaleza virgen y exuberante donde explorar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.