El Salto del Guayabo

El Gran Salto del Guayabo
El Gran Salto del Guayabo

El Salto del Guayabo ubicado en Pinares de Mayarí, en la oriental provincia de Holguín, resulta uno de los más altos de Cuba.

El Gran Salto del Guayabo destaca por su belleza como símbolo de la naturaleza cubana y resulta uno de los principales atractivos del Parque Nacional La Mensura, paisaje enclavado en la meseta Pinares de Mayarí, un panorama ecológico por excelencia, ubicado al sureste del municipio Mayarí en la provincia Holguín. El municipio Mayarí, situado en la parte norte oriental del país, limita con la Bahía de Nipe, las aguas del Caribe y el Océano Atlántico.

El Salto del Guayabo y la ecológia.

El Salto del Guayabo es uno de los más altos de Cuba y está considerado como de gran importancia ecológica para la Isla. Las aguas cristalinas del río que también lleva el nombre de Guayabo se precipitan en forma de cascadas de manera estrepitosa y caen entre las montañas ofreciendo una vista espectacular.
Situado a una altitud de 546 metros sobre el nivel del mar, el Salto del Guayabo se encuentra formado por dos saltos de agua con caídas verticales de 85 y 127 metros, respectivamente, y cuenta con dos senderos que conducen hasta la cúspide donde se produce la caída libre, y hasta donde se unen ambas cascadas.
Este regalo de la naturaleza, muestra un corte natural que puede observarse desde el Mirador Guayabo -ubicado en un escalón montañoso-, al igual que todo el paisaje maravilloso que le rodea. Es apreciable el cuidado de toda la zona que mantiene viva su naturaleza.
El lugar puede considerarse único por la exuberante vegetación y el microclima especial que allí existe, pues se logra un equilibrio que no excede en humedad ni en calor pero que, sin embargo, mantiene una frescura que se puede sentir a pocos minutos de llegar a las montañas donde se encuentra.
Se destacan en la vegetación típica, 36 especies de orquídeas, 33 de helechos y numerosos arbustos emergentes y árboles que alcanzan entre los 15 a los 20 metros de alto. Por otro lado, la fauna posee un elevado valor endémico, y está representada por el Tocororo, ave nacional de Cuba, el cual nidifica y coexiste en el entorno, la cartacuba, el negrito, el gavilán colilargo como especie amenazada, además del tomeguín del pinar, el majá de Santa María y la jutía; también se localiza el ruiseñor, que se reproduce durante todo el año en montes conservados y zonas bien protegidas.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.