Film Los sobrevivientes

Film Los sobrevivientes
Film Los sobrevivientes

Film Los sobrevivientes. Ficha técnica.

Año: 1978
Duración: 130 minutos.
Productora: Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos ICAIC
Guión: Tomás Gutiérrez Alea y Antonio Benítez Rojo
Dirección: Tomás Gutiérrez Alea
Producción General: Santiago Llapur y Evelio Delgado
Dirección de Fotografía: Mario García Joya
Montaje o Edición: Nelson Rodríguez
Música Original: Leo Brouwer
Sonido: Germinal Hernández

Intérpretes del Film Los sobrevivientes.

Enrique Santiesteban, Reynaldo Miravalles, Vicente Revuelta, Carlos Ruiz de la Tejera, Ana Viña

Film Los sobrevivientes. Sinopsis.

Al triunfo de la Revolución, una familia de la alta burguesía decide aislarse en su mansión e ignorar los cambios que ocurren en el país. Ellos suponen que las cosas pronto volverán a ser como antes.

Film Los sobrevivientes. Premios.

EL Film Los sobrevivientes fue seleccionado entre los filmes más significativos del año. Selección Anual de la Crítica. La Habana, Cuba.1979.
Premio Caracol de producción; escenografía; argumento y guión. Concurso de la Sección de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC. La Habana, Cuba.
Tercer premio (otorgado por el público). Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. España.
Filme Notable del Año. Festival Internacional de Cine de Londres. Inglaterra.
Tarja de Oro; Premio Ghandi otorgado por el Jurado Internacional CIDALC INT / CAALA. Festival Laceno d’Oro delle Nazioni del Cinema Neorealista. Avellino, Italia.1981.

Film Los sobrevivientes. Contexto.

Parecía, por fin, que 1978 iba a ser el año de la normalización de las relaciones con los Estados Unidos. Los gestos de buena voluntad mostrados tanto por el gobierno cubano como por la administración de James Carter, hicieron posible que a mediados del mes de noviembre se celebrara en el Palacio de las Convenciones diálogos entre un grupo de personas representativas de la comunidad cubana en el exterior y autoridades de la isla.
Pero aquel también fue el año en que Cuba y la Unión Soviética suscribieron el más importante protocolo de intercambio comercial anual en la historia de sus relaciones económicas. Por otro lado, persistía y hasta se intensificaba la presencia de las tropas militares cubanas en África, lo cual en modo alguno agradaba a los gobernantes estadounidenses. Las visitas a La Habana de Adolfo Suárez, primer presidente de España tras la muerte de Franco, o de Saddam Hussein, entonces vicepresidente del Comando de la República de Irak, anuncian el reacomodo geopolítico de la Revolución cubana, en términos simbólicos, dentro del contexto de Guerra Fría que todavía se experimentaba. Cierto que en Nicaragua estaba a punto de triunfar la revolución sandinista, claramente inspirada en la cubana, pero los tiempos, definitivamente, eran otros.
En cuanto al ICAIC, las afectaciones del Instituto en todo caso se derivaban de las dificultades económicas que afrontaba el país. La directiva había cambiado algo debido a que Julio García-Espinosa pasó a presidir la Comisión Técnica Asesora del Ministro, recayendo la responsabilidad de la Dirección de la Producción Cinematográfica en Jorge Fraga.
Por esa fecha, ya Tomás Gutiérrez Alea, “Titón”, se encontraba enfrascado en el rodaje del “Film Los sobrevivientes”, película que se preparó con particular esmero. Se trata de una comedia que prolonga las inquietudes que el cineasta ya había mostrado en sus películas precedentes de la década, en torno a la formación socioeconómica de Cuba.
En el caso del nuevo filme, la idea era partir del absurdo, retomando la propuesta marxista que explica el desarrollo de las sociedades humanas, pero a la inversa. Es decir, según Titón:
“(…) si en lugar de desarrollar las fuerzas productivas estas decrecieran, se crearía una involución en las formaciones económico-sociales. Entonces se me ocurrió hacer una metáfora sobre eso usando una familia burguesa que se queda enquistada dentro de la Revolución. Se parte desde el capitalismo hasta llegar al estado salvaje”.
De ese trabajo preliminar al rodaje vale la pena mencionar, por inusual, la colaboración previa que Alea establece con Leo Brouwer, a quien encarga la música del futuro filme. Se trata de algo excepcional porque, por lo general, la música para cine suele ser concebida después que ha culminado el rodaje; sin embargo, con esta cinta Titón le comunica a Brouwer que quiere ensayar “un nuevo método de trabajo”.
Finalmente comienza a rodar en enero de 1978.
Aunque inspirada en el cuento “Estatuas sepultadas”, de Antonio Benítez Rojo (en aquel momento esposo de la hermana de Néstor Almendros), no se trata de una adaptación del texto literario.
En el momento del estreno del “Film Los sobrevivientes”, una parte de la crítica cubana entendió que el filme cerraba un ciclo de películas sobre nuestra historia, a lo que se añadía el hecho de que Alea insistiera (como en Memorias del subdesarrollo) en asomarse al universo burgués, confrontando los valores sociales de ese grupo social vencido con los impuestos por la Revolución. Pero “Los sobrevivientes” es mucho más que eso: en verdad es una fábula implacable que se interna en los vericuetos existenciales de la convivencia humana, sin que importe la nacionalidad de aquellos que se han agrupado alrededor de un cabeza de familia, ni la época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.