Gerardo Machado

Gerardo Machado Moarales
Gerardo Machado Moarales

Datos biográficos de Gerardo Machado

Gerardo Lorenzo Machado Morales nació el 28 de septiembre de 1869 en Manajanabo, Santa Clara, actual provincia de Las Villas. El 15 de junio de 1895 se incorporó con grado de comandante a las fuerzas del entonces Teniente Coronel Juan Bruno Zayas y participó en varios combates, incluyendo el de Cerro Pelado en el que fue herido. Al terminar la guerra contaba con el grado de general de brigada. Fue nombrado jefe del distrito de Santa Clara hasta que renunció en 1906 y posteriormente en 1908 fue designado como segundo jefe del Ejército Nacional con grado de General de Brigada. El 4 de noviembre de 1909 fue escogido para ocupar el cargo de Inspector General del Ejército Nacional y manteniéndose en este, ocupó interinamente la jefatura del Ejército. Llegó a convertirse en el quinto presidente de la República de Cuba y decidió reformar la constitución para perpetuarse en el poder. Durante su mandato se construyó la Carretera Central y el Capitolio de La Habana. Gerardo Machado murió el 29 de marzo de 1939 en Miami Beach.

Gerardo Machado y la Presidencia

Gerardo Machado realizó su campaña presidencial con el lema: “Agua, caminos y escuelas” y con la promesa de convertir a Cuba en la Suiza del Caribe. Logró derrotar a sus opositores políticos en todas las provincias menos en Pinar del Río. Durante la campaña expresó que su gobierno sería honrado y económico, que no se concertarían más empréstitos y que de ninguna forma aspiraría a la reelección. El 20 de mayo de 1925, una vez electo como presidente, le prometió al gobierno de los Estados Unidos que mientras gobernara ninguna huelga duraría más de 24 horas. Además de endeudar al país con empréstitos, le dio riendas sueltas al latifundio y a la penetración del capital estadounidense, permitiendo la restricción de la producción azucarera. Disolvió los sindicatos progresistas y clausuró la Universidad de La Habana. Realizó además ambiciosos proyectos de obras públicas, tales como el Capitolio y la Carretera Central, los cuales fueron financiados con préstamos extranjeros. A pesar de su promesa de no reelección, en 1928, Gerardo Machado propició una reforma constitucional que le permitiría permanecer en el poder seis años más. El 28 de marzo de 1928 la Cámara de Representantes analizó el proyecto de ley que modificaba la Constitución de 1901 y lo aprobó el día 29. Machado prorrogaba su mandato seis años más hasta 1935.

La Dictadura de Gerardo Machado

Gerardo Machado instaba a las fuerzas del régimen a hacer uso de la represión contra los obreros, estudiantes, intelectuales y de todo aquel que se oponía a su gobierno. La tortura, el atropello y el crimen fueron práctica sistemática de su administración. Los asesinatos por motivos políticos se volvieron actos comunes y en ellos participaban las fuerzas de la Policía Nacional, el Ejército y la llamada porra machadista. Machado sentía un gran desprecio por los líderes sindicales y por el movimiento comunista. Todos los gremios obreros fueron disueltos y la Universidad Popular José Martí fue clausurada. Los enemigos políticos del presidente eran perseguidos, presos y fichados y ante la carencia de celdas en las cárceles y castillos de La Habana, Machado mandó a acelerar la construcción del Presidio Modelo de la Isla de Pinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.