El Parque Carlos Manuel de Céspedes

Parque Carlos Manuel de Céspedes
Parque Carlos Manuel de Céspedes

Datos generales sobre el Parque Carlos Manuel de Céspedes

La tercera plaza de la ciudad de Holguín, hoy Parque Carlos Manuel de Céspedes, fue trazada con la finalidad de tener un espacio libre para el acceso frontal a la iglesia proyectada por la Orden Religiosa de los Franciscanos. Sin embargo, dicha iglesia no se materializó en sus inicios a pesar de la gran suma donada por los holguineros para su construcción. El terreno de la Plaza Nueva o de San Francisco de Asís se considera como la primera ampliación programada de la ciudad de Holguín y en su alrededor se comienzan a edificar viviendas y comercio de los vecinos. En el año 1900 el parque ya había tomado el nombre de Parque Carlos Manuel de Céspedes, sin embargo, no fue hasta 1981 que se colocó allí el busto del Padre de la Patria. Este es el más pequeño de los monumentos, sin que ello le reste belleza e importancia.

El Parque Carlos Manuel de Céspedes y su historia

En 1803 un vecino de la ciudad solicitó al Arzobispo de Cuba la construcción de un templo bajo la advocación de San José. Este se comenzó a construir en 1809 y concluyó en 1819. Esta obra comienza a darle el nuevo nombre a la plaza, llamada desde ese entonces Plaza de San José. La iglesia es reconstruida en 1842 y para ello se realizan cambios en la torre y el frontón. En el tercer decenio del siglo XX la Plaza – posteriormente bautizada como Parque Carlos Manuel de Céspedes – fue recuperada de su lastimoso estado como consecuencia de la guerra de independencia y fue ampliada la iglesia hacia el fondo, construyéndose un recibidor y la sacristía. En el año 1951 es solicitada la remodelación de la iglesia por causa de su mal estado. Para ello se ejecuta el proyecto y queda como es actualmente. Se mantienen solo el pórtico y la torre. Dicha remodelación no se terminó.

Datos relevantes sobre el Parque Carlos Manuel de Céspedes

Durante la guerra de independencia en 1868 la iglesia fue tomada por las fuerzas del General Julio Grave de Peralta e izada en su torre la bandera cubana. En los años de la Tregua Fecunda (1878–1895), fue pavimentada la Plaza con losas de barro, pero al ser utilizada la iglesia como cuartel español durante la Guerra del 95 (1895-1898), la plaza junto a la iglesia quedó semidestruida. El 10 de octubre de 1916 fue develado en el centro del actual Parque Carlos Manuel de Céspedes el monumento a los mártires fusilados durante las guerras de independencia contra el dominio español. Este monumento fue esculpido por la casa Hugo Luissis en bronce y mármol de Carrara, expresado en la figura de un ángel hoy conocido como «El Angelote». La estatua, las molduras y la corona frontil están trabajadas en bronce y el resto es de mármol. Representa un ángel de rostro doliente, alas desplegadas, con un globo en sus pies y sosteniendo en una mano la corona del martirio y en la otra un ramo de laurel, símbolo del triunfo que se alcanza aún más allá de la muerte. Es la representación de aquellos que sellan con su sangre una causa de bien para todos, el bronce utilizado para su realización, el cual ha resistido el decursar de los años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.