La playa Cunagua

Playa Cunagua
Playa Cunagua

La playa Cunagua es uno de los mayores y más impresionantes refugios de la fauna silvestre en los cayos de la costa norte cubana

Cada vez quedan menos lugares en el planeta donde la vida silvestre se desarrolle libremente en su entorno natural, donde no llegue la contaminación y las molestias de la vida moderna. Estos sitios que aún existen deben ser considerados como verdaderos tesoros naturales y solo se deben permitir en ellos como armas las cámaras fotográficas y tratar que los seres humanos se integren el entorno sin afectarlo.
En Cuba existe una zona que se mantiene virgen, en la que varias especies de aves conviven en total armonía, como si se tratara de un gigantesco zoológico natural: la playa Cunagua.
Cunagua es una modesta playa situada en la costa norte de la provincia Ciego de Ávila. Posee un pueblecito pintoresco lleno de viviendas temporales, que solo son habitadas en la temporada vacacional, en los meses calurosos de julio y agosto. Todas las construcciones son hechas de materiales naturales (tabla de palma y guano). El pueblo está enclavado en especie de un islote, al final de un brazo de tierra. Debido a lo reducido de la superficie, algunas casas están sobre el mar, asentadas en pilotes. La playa está situada estratégicamente en la porción sur del archipiélago de Sabana Camagüey, el mayor sistema de cayos del Gran Caribe, que se extiende a lo largo de aproximadamente 465 km en la zona norte central de la isla de Cuba.

La playa Cunagua forma parte del Grand Humedal de Norte de Ciego de Ávila.

Cunagua y sus alrededores forman parte del Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila. La playa está rodeada de un amplio humedal y varios cayos al norte, a muchos de ellos se puede llegar caminando debido a la poca profundidad del mar.
El Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila fue declarado como sitio Ramsar para Cuba en el año 2002 y como un Área de Importancia para la Conservación de las Aves en el 2008. Esta área tiene gran importancia para la supervivencia de las aves marinas durante sus períodos de reproducción, migración y residencia invernal. Es un sitio de reproducción de gran cantidad de ellas, que acuden regularmente año tras año a nidificar en esta zona.
Muchas aves regularmente crean sus nidos en grandes colonias, situadas en pequeñas islas, litorales aislados o cayos mar afuera, donde están a salvo de depredadores terrestres. La mayoría de ellas acostumbran a menudo a anidar en el mismo sitio durante años o décadas, una conducta llamada “fidelidad al sitio de cría”.
En estudios realizados se pudo comprobar que la especie que más abunda es el Galleguito, común representante en las áreas costeras a lo largo de todo el año y el único de este género que nidifica en Cuba, principalmente en la zona norte. Es de tamaño mediano y los adultos tienen el vientre blanco, el dorso ligeramente gris y las alas con una tonalidad gris más oscuro con la punta negra, las patas y el pico son normalmente negras y en época de cría pueden tornarse rojas.
Otra de las especies habituales es la Gaviota Real, que se inscribe entre las de mayor tamaño, solo superada en Cuba por la Gaviota Real Grande. Abundante en costas y cayos, es la especie de gaviota más común junto al Galleguito. El plumaje es predominantemente blanco, con el dorso y las alas ligeramente grises, las patas negras y el pico naranja brillante.
Otras aves son la Garza Rojiza, Gaviota pico de tijera, Paloma Rabiche, Gaviota de Pico Corto y Vencejo de Palma.
En el litoral de la playa y los cayos se debe caminar con cuidado para no dañar los huevos que debido a su mimetismo, se confunden con el color de la arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.