El Salto de Caburní

El Salto de Caburní
El Salto de Caburní

Datos generales sobre el Salto de Caburní

El Salto de Caburní se localiza dentro del Parque Nacional Topes de Collantes en la provincia de Sancti Spíritus, apenas a unos 15 kilómetros de Trinidad. Durante el recorrido se camina aproximadamente 45 minutos por un sendero en forma descendiente y en medio de increíbles especies de distintas plantas tales como la Mariposa (Hedychium Coronarium Koenig), flor nacional de Cuba. También se pueden apreciar distintas especies de aves entre las que se destacan el zunzún, la cartacuba, algunas cotorras y el tocororo, ave nacional, la cual posee los mismos colores de la bandera cubana: azul, rojo y blanco. El recorrido culmina al llegar a una piscina natural con cascada realmente increíble. El regreso se realiza por el mismo sendero pero esta vez ascendiendo, lo cual resulta un poco más complicado. Este salto de agua posee una caída de alrededor de 64 metros (entre las mayores de la isla). En ocasiones sus aguas son verdosas y otras veces de color marrón, en especial cuando llueve y el agua arrastra mucha tierra.

El Salto de Caburní y sus principales atracciones

Ese reservorio ecológico es el sitio predilecto de los turistas que visitan el Gran Parque Natural Topes de Collantes que se encuentra situado en el grupo montañoso Guamuhaya o Sierra del Escambray, el cual abarca un área protegida de 200 kilómetros cuadrados de superficie. En el Salto de Caburní el clima es tropical, asociado a la geología y a otros factores naturales y con bosques siempre verdes. A la vista ascienden helechos arborescentes, orquídeas, algarrobos, cedros, caobas, magnolias y tecas. Crecen en el área unas 20 clases de pinos, 12 de eucaliptos y más de 100 plantas ornamentales que adornan el paisaje con sus flores todo el año. Entre las ramas de los árboles y en las palmas reales habitan el negrito, el gavilán, el carpintero churroso y el catey, conocido como perico. De igual forma en ese follaje anidan el sijú cotunto y el platanero, la más pequeña de las lechucitas que vive en las Antillas. También existen siete especies endémicas de anfibios, dentro de los que destaca la ranita Colín, considerada una de las más pequeñas del mundo y denominada así por el sonido que emite en días y noches de lluvia. Se reproducen el venado cola blanca y el puerco jíbaro junto a la codorniz, jutías, moluscos, insectos, arañas y murciélagos. Entre los muchos atributos de la naturaleza se añade y ello es parte de la leyenda de la zona que justo aquí pasa un rayo de energía universal. Por otro lado, cabe resaltar que desde diversos puntos del parque se divisa la villa de Trinidad, la cual fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1988 y que en el 2014 cumplió 500 años de fundada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.