El teatro cubano

El teatro cubano
El teatro cubano

La historia en el teatro cubano

La primera obra reconocida en el teatro cubano es “El príncipe jardinero y fingido Cloridano” de Santiago de Pita y Borroto, la cual fue editada entre 1730 y 1733 en Sevilla. El tema de la obra hace alusión a los galanteos caballerescos con sus lances de honor y se desarrolla en una geografía que dista de la realidad cubana. Se puede afirmar que con esta comedia nace el choteo en la escena cubana. La obra se transforma en un juego, en una burla y los personajes asumen la fuerza de lo popular y lo real. Esta pieza se constituye no solo en el primer texto dramático cubano, sino también en el anticipo de la escena popular cubana. Por otra parte, cabe destacar que a finales del siglo XVIII y principios del XIX comenzaron a aparecer los primeros teatros cubanos. El 20 de enero de 1775 nace el teatro Coliseo y el domingo 28 de febrero de 1838 se inaugura el teatro Tacón, actual García Lorca. El día 15 de abril el Tacón abrió su temporada dramática, en la cual confluyeron la sensibilidad teatral cubana y la española. Pronto este escenario fue conquistado por la ópera italiana y la zarzuela y el teatro dramático fue entregado a las grandes compañías españolas. Los artistas cubanos tenían que refugiarse en los teatros más modestos y populares.

El teatro cubano y sus generalidades

Desde sus inicios el teatro cubano se enfocó en la búsqueda de nuevas posibilidades creativas, basándose en la experimentación de conceptos de espectáculos escénicos y con la mezcla de géneros diversos, tales como el ballet-teatro, el teatro-danza y las revistas musicales. En sentido general puede afirmarse que el teatro, como manifestación artística, desempeña un importante papel en la transformación de un pueblo o nación. El propio desarrollo de la humanidad hizo posible que el teatro expresara la realidad de aquellos segmentos de la sociedad que son cada vez más diferenciados y de lo cual el teatro cubano no estuvo exento. El teatro a su vez refleja el conjunto de valores artísticos y culturales de las naciones y amalgama en sí mismo muchas otras expresiones artísticas tales como la dramaturgia, la literatura y la actuación.

Autores y obras significativas en el teatro cubano

Dentro de los autores más significativos en el teatro cubano se encuentra Abelardo Estorino, uno de los más importantes dramaturgos de la cultura cubana. En 1985 ganó el Premio de la crítica con su libro “Teatro”, en el cual compiló sus obras más destacadas hasta esa fecha. Por su labor como dramaturgo le fue entregado el Premio Nacional de Literatura. José Triana posee una serie de obras relevantes tales como Medea en el espejo (1960), El parque de la Fraternidad, La visita del ángel y La muerte del ñeque (1963). En 1965 obtiene el Premio Casa de las Américas por su pieza “La noche de los asesinos”. El Premio Nacional de Literatura Antón Arrufat presenta su obra “Los siete contra Tebas”, que fue Premio UNEAC en 1968. Otros autores significativos son Ignacio Gutiérrez, Eugenio Hernández, José Milián, Héctor Quintero, Matías Montes Huidobro, Manuel Reguera Saumell, Maité Vera, Raúl González de Cascorro, Rómulo Loredo, Fermín Borges y René Ariza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.